lunes, 28 de septiembre de 2015

El tiempo nos esclaviza, nos libera y nos mata.



El tiempo es todo lo que nos rodea, todo lo que pasa sin  detenerse por ningún motivo ni suceso alguno. A pesar del tiempo, el tiempo es lo único que permanecerá siempre.
El tiempo olvida, y al mismo tiempo confunde, el tiempo tan abstracto y tan presente tanto como en el pasado como en el futuro, el siempre tan persistente.
El tiempo cura pero a la vez duele, porque cada segundo es uno menos contra reloj en nuestra vida.
El tiempo arregla y perjudica, nos corrompe o nos hace mejores personas, nos enseña a valorar y a
saber el significado de la vida.

Corazón de Papel

4 comentarios:

Una chica gris. dijo...

El tiempo hace y deshace, filosófica entrada! grandes palabras! adoro pasarme por aquí, en serio, lo había echado tanto de menos!

Tafi ;P

Sweet Madness dijo...

Sabias palabras pequeña

Locamente enamorada dijo...

El tiempo es relativo y tu plasmas muy bien esa idea! eres increible!

▲ Medianoche †† dijo...

Y el tiempo también nos mata... muy emotivo.